En forma comparativa cuando sea el caso, los estados financieros deben revelar por separado, como mínimo, la naturaleza y cuantía de cada uno de los siguien­tes asun­tos, preferiblemente en los respectivos cuadros para darles énfasis o subsidiariamente en notas:

1) Ente económico: Nombre, descripción de la natura­leza, fecha de consti­tución, actividad económica y dura­ción de la entidad reportante. [3.8.1]

2) Fecha de corte o período al cual corresponda la información. [3.8.2]

3) Principales políticas y prácticas contables [3.8.3], tasas de cambio o índices de reajuste o con­versión utilizados, con expresa indicación de los cam­bios contables que hubieren ocurrido de un período a otro, indicando su naturaleza y justificación, así como su efecto, actual o prospectivo, sobre la información contable. Los cambios contables pueden ser:

a) En un principio contable por otro general­mente aceptado.

b) En un estimado contable, que resulta como consecuencia de nueva información o experiencia adicio­nal al evaluar eventos futuros que afectan las estima­ciones iniciales y,

c) En la entidad reportante, causado por cambios de los entes invo­lucrados al preparar estados financie­ros consolidados.

4) Principales clases de activos y pasivos, clasifi­cados según el uso a que se destinan o según su realiza­ción, exigibilidad o liquidación, en térmi­nos de tiempo y valores. [3.8.4]

Para el efecto se entiende como activos o pasivos corrientes aquellas sumas que serán realizables o exigibles, respectivamente, en un plazo no mayor a doce meses, así como aquellas que serán realizables o exigibles dentro de un mismo ciclo de operación en aquellos casos en que el ciclo normal sea superior a doce meses, lo cual debe revelarse.

También puede optarse por una presentación basada en el grado de liquidez, si ésta proporciona una información fiable que sea más relevante. En este último caso, todos los activos y pasivos se presentarán de acuerdo con su liquidez aproximada (ascendente o descendente). [4.2]

Se deben revelar por separado los activos y pasi­vos man­tenidos en unidades de medida distintas de la moneda funcional.

5) Costo atribuido, gastos capitalizados, costo asig­nado y métodos de medición utilizados en cada caso.

La depreciación, agotamiento y amortización se deben presentar, siem­pre que sea pertinente asociado con el activo respectivo, revelando el método utilizado para asignar el costo, la vida útil y el monto cargado a los resultados del período.

6) Restricciones o gravámenes sobre los activos, segregando aquellos que no puedan utilizarse o consumir­se, indicando los valores y deudas garantizados.

7) Activos y pasivos descontados sujetos a devolución o recompra, junto con las garantías correspondientes y las posibles contingencias.

8) Primas o descuentos causados pendientes de amorti­zar, que se deben presentar aumentando o disminuyendo el activo o pasivo corres­pondiente.

9) Transacciones con partes relacionadas: activos, pasivos y operaciones realizadas con vinculados económi­cos, propietarios y administradores, con descripción de la naturaleza de la vinculación, así como el monto y condiciones de las diferentes partidas y transacciones.

  < Atrás / Capítulo anterior / Índice del libro / Índice del capítulo / Capítulo siguienteAdelante >