Patrimonio es la parte residual de los activos de la microempresa, una vez deducidos todos sus pasivos. [2.16 (c)]

El patrimonio, también conocido como capital contable, agrupa el conjunto de las cuentas que representan el valor residual de comparar el activo total con el pasivo externo, producto de los recursos netos que han sido suministrados por el propietario de los mismos, ya sea directamente o como consecuencia del giro ordinario de sus negocios, es decir, por transacciones y otros even­tos y circuns­tancias que afectan a la empresa. Comprende los aportes de los accionistas, socios o propietarios, el superávit de capital, reservas, la revalorización del patrimonio, los dividendos o participaciones decretados en acciones, cuotas o partes de interés social, los re­sultados del ejercicio y de ejercicios anteriores y el superávit por valorizaciones.

De acuerdo a su origen, el patrimonio está confor­mado por el capital contribuido y el capital ganado. El primero de ellos, lo forman los aportes de los dueños, el superávit de capital y las donaciones recibidas por la entidad. En tanto que el capital ganado corresponde al resultado de las actividades de operación realizadas en el giro ordinario de los negocios y de otros eventos o circunstancias que lo afecten.

De acuerdo con su definición, y bajo los paráme­tros incorporados en el Plan Único de Cuentas, los con­ceptos que generalmente incluye el patrimonio son los siguientes:

Capital contribuido

- Capital social

- Superávit de capital

Capital ganado

- Reservas obligatorias, estatutarias, ocasiona­les y especiales

- Resultados pendientes de aplicación

 

 

 

 


< Atrás / Capítulo anterior / Índice del libro / Índice del capítulo Capítulo siguiente / Adelante >