Un pasivo es una obligación actual de la microempresa, surgida a raíz de sucesos pasados, cuya liquidación se espera que dé lugar a una transferencia de recursos que incorporan beneficios económicos. [2.16 (b)]El pasivo es el conjunto de cuentas que representa las obligaciones contraídas por el ente económico en desa­rrollo del giro ordinario de su actividad, pagaderas en dinero, bienes o en servicios. Las cuentas que integran esta clase tendrán siempre saldos de natura­leza crédito.Los pasivos expresados en moneda extranjera el último día del mes o año, se ajustan con base en la tasa de cambio representativa del mercado a esa fecha, regis­trando tal ajuste como un mayor valor del pasivo con cargo a los resultados del ejercicio, salvo cuando deba activarse.Los pasivos en UVR o con pacto de reajuste regis­trados en el último día del período se ajustan con base a la cotización de la UVR para esa fecha o en el respectivo pacto de reajuste, contabilizándolo como mayor valor del pasivo, con cargo a los resultados del ejercicio, salvo cuando deba activarse.

De acuerdo a la norma para microempresas, un pasivo financiero (cuentas por pagar comerciales, documentos por pagar y préstamos por pagar), es una obligación· contractual para entregar dinero u otros activos financieros a terceros (otra entidad o persona natural). [10.1]

Al pasivo, en líneas generales, se le ha clasifi­cado en dos grandes grupos: pasivo corriente y pasivo a largo plazo. La anterior clasificación es ade­cuada para los pasivos reales, que pueden ser, a su vez, pasivos determinados o pasivos estimados, también denominados provisiones. De otra parte, pueden existir pasivos contingentes que, por definición, son aquellos que pueden llegar a convertirse o no en pasivos reales pudiendo ser, también, determinados o estimados.

Una microempresa clasificará sus obligaciones financieras y cuentas por pagar, conforme los siguientes criterios [10.6]: como un pasivo corriente cuando (a) espera liquidarlo o pagarlo en el curso normal del ciclo de operación de la microempresa o (b) el pasivo debe liquidarse dentro de los doce meses siguientes a la fecha sobre la que se informa [4.5i]. Todos los demás pasivos deberán ser clasificados como no corrientes. [4.6i]

Las obligaciones financieras y cuentas por pagar se reconocerán en los estados financieros solo cuando cumplan las siguientes condiciones para reconocimiento de pasivos: es probable que cualquier beneficio económico futuro asociado con la partida entre o salga de la microempresa; y la partida tiene un casto o valar que pueda ser medido con fiabilidad. [10.2]

Tanto las obligaciones financieras como las cuentas por pagar se medirán a su costo histórico. [10.3]

Las microempresas deben efectuar la causación de los intereses en forma periódica, registrándolos en el estado de resultados y afectando las correspondientes cuentas del estado de situación financiera. [10.4]

Una microempresa reconocerá un pasivo en el estado de situación financiera cuando: (a) tiene una obligación actual como resultado de un evento pasado; (b) es probable que se requerirá la transferencia de recursos que incorporen beneficios económicos para cancelarla obligación; y (c) el valor de la obligación puede medirse de forma confiable. [2.30]

 

 

 

 

 


< Atrás / Capítulo anterior / Índice del libro / Índice del capítulo / Capítulo siguiente / Adelante >