Los gastos pagados por anticipado, incluyen conceptos tales como seguros, inte­reses, arrendamientos y contra­tos de mantenimiento, entre otros. Tales diferentes clases de conceptos pueden ser identificados o separados en la contabilidad simplificada a través de subcuentas (6 dígitos). Por ejemplo, intereses pagados por anticipado podría ser la subcuenta, 188005; seguros pagados por anticipado la subcuenta 188010, arrendamientos la 188015; y así, sucesivamente, para cualquier otro tipo de gasto que deba ser amortizado en períodos diferentes al de su pago.

Así mismo, si se desea, podrían incorporarse cuentas y subcuentas para registrar aparte la amortización de las diferentes clases de gastos pagados por anticipado.

Por su parte, los cargos diferidos son aquellos gastos pagados por anticipado y que no son susceptibles de ser recuperados, por la empresa, en ningún momento. Se deben amortizar durante el período en que se reciben los servicios o se causen los costos o gastos. Tienen, pues, a diferencia de los gastos pagados por anticipado, propiamente dichos, naturaleza de partidas no monetarias.

En este grupo, se clasifican los siguientes con­ceptos, entre otros:

- Los costos y gastos en que se incurre, durante las etapas de organiza­ción, exploración, construcción, ins­talación, montaje y puesta en marcha.

- Los costos y gastos ocasionados en la investiga­ción y desarrollo de estudios y proyectos.

- Las mejoras a propiedades tomadas en arrendamien­to.

- Los útiles y papelería.

- Publicidad, propaganda y promoción.

- Contribuciones y afiliaciones, diferentes a sus­cripciones en publica­ciones periódicas pues estas últi­mas deberán clasificarse como gastos pagados por antici­pado, es decir, como partidas monetarias no ajustables por inflación.

La amortización de los cargos diferidos se efectúa de acuerdo a las siguientes circunstancias:

- Las mejoras a propiedades tomadas en arrendamien­to, en el período menor entre la vigencia del respectivo contrato, sin incluir sus prórrogas, y su vida útil pro­bable.

- El impuesto de renta diferido, de naturaleza débi­to por diferencias tem­porales, en el momento mismo que se cumplan los requisitos de ley, según la índole de la deducción o cuando desaparezcan las causas que la originaron.

- Publicidad y propaganda, durante un período de tiempo igual al esta­blecido para el ejercicio contable.

- Contribuciones y afiliaciones, durante el período prepagado pertinente.

- Otros conceptos, durante el tiempo estimado de recuperación de la erogación o de obtención de los bene­ficios esperados.

 (Continúa)


< Atrás / Capítulo anterior / Índice del libro / Índice del capítulo / Capítulo siguiente / Adelante >