Trabajos de adaptación, construcción o montaje al cierre del ejercicio, ejecutados con anterioridad a la puesta en condiciones de funcionamiento de los distintos elementos del inmovilizado material, incluidos los realizados en inmuebles.

La empresa, por ejemplo, puede estar en fase de realización de cualquier elemento del inmovilizado material, pero para que dicho bien esté en condiciones de funcionamiento aún debe transcurrir un plazo de tiempo, pues se está construyendo, instalando, montando o realizando pruebas. En consecuencia, durante este período, no debe haber depreciación.

En el estado de situación, se registran en el activo, pero de manera independiente de los bienes pertenecientes al inmovilizado material. Su registro y valoración se efectúa de forma similar a la explicada para el inmovilizado material.

Cuando los bienes en construcción estén en condiciones de funcionamiento, dejan de ser integrantes del inmovilizado en curso, y se trasladan como propiedad, planta y equipo.

 

 

 

 

 


< Atrás / Capítulo anterior / Índice del libro / Índice del capítulo / Capítulo siguiente / Adelante >