Según las NIIF plenas y la NIIF para Pymes, un activo no corriente es aquél que no cumple la definición de activo corriente. Por lo tanto, son activos no corrientes aquellos que (a) no se espera realizar el activo o no se tiene la intención de venderlo o consumirlo en el ciclo normal de operación; (b) no se mantiene el activo principalmente con fines de negociación; (c) no se espera realizar el activo dentro de los doce meses siguientes después del periodo sobre el que se informa; o (d) el activo no es efectivo o equivalente al efectivo.

 

 


< Atrás / Capítulo anterior / Índice del libro / Índice del capítulo / Capítulo siguiente / Adelante >