Un hecho económico es importante cuando, debido a su naturaleza o cuantía, su conocimiento o desconocimiento, teniendo en cuenta las circunstancias que lo rodean, puede alterar significativamente las decisiones económicas de los usuarios de la información. [3.7]

Aquí faltó completar esta directriz señalando el deber de presentar por separado cada clase de partidas similares de importancia relativa, así como las partidas de naturaleza o función distinta, a menos que no tengan importancia relativa.

Así mismo, para una mejor comprensión del tema ha debido incluirse el alcance del concepto de materialidad (o importancia relativa), aclarando que él depende de la magnitud y la naturaleza de la omisión o inexactitud, enjuiciada en función de las circunstancias particulares en que se hayan producido; y que la magnitud o la naturaleza de la partida, o una combinación de ambas, podría ser el factor determinante, tal y como lo describe el párrafo 3.16 de la NIIF para Pymes.


< Atras / Capítulo anterior / Índice del libro / Índice del capítulo / Capítulo siguiente / Adelante >