Su finalidad es que las empresas o los productores de aplicativos contables puedan integrar la lista de cuentas definidas en el catálogo al programa contable implementado en cada una de las organizaciones o entes obligados, ofreciendo un alto grado de seguridad en el cumplimiento de las normas de información financiera aplicables a las organizaciones que pertenezcan al Grupo 3 y que deban adoptar la NIF para microempresas.

Su estructura sigue los lineamientos de cualquier catálogo contable; es decir, está conformado por una lista de los nombres de las cuentas que identifican a cada uno de los componentes de los estados financieros, distinguiéndolos entre activos, pasivos, patrimonio, ingresos y costos y gastos, junto con una numeración o codificación apropiada para cada cuenta. El catálogo tiene las siguientes características: (a) sistematicidad en el ordenamiento; (b) flexibilidad suficiente para permitir la incorporación de nuevas cuentas cuando ello sea necesario; (c) homogeneidad en los agrupamientos de las cuentas; (d) claridad en la terminología utilizada. La codificación del Plan de Cuentas está estructurada sobre la base de los siguientes niveles:

Clase El primer dígito.
Grupo Los dos primeros dígitos.
Cuenta : Los cuatro primeros dígitos.
Subcuenta : Los seis primeros dígitos.

Las clases que identifica el primer dígito son:

Clase 1: Activos
Clase 2: Pasivos
Clase 3: Patrimonio
Clase 4: Ventas e ingresos
Clase 5: Gastos de administración y de ventas
Clase 6: Compras y gastos
Clase 7: Ingresos (gastos) diversos

Las clases 1, 2 y 3 comprenden las cuentas que conforman el Estado de Situación; las clases 4, 5, 6 y 7 corresponden a las cuentas del Estado de Resultado Integral y de Otro Resultado Integral (ORI). Los códigos 8 y 9 han sido reservados para las cuentas de orden deudoras y acreedoras, de tal manera que, de acuerdo a sus propias necesidades, cada empresa las diseñe e incluya la nomenclatura que mejor se acomode a tales necesidades.

Así mismo, el Catálogo incorpora el esquema de los siguientes estados financieros, bajo la configuración de la Taxonomía emitida por la Fundación IFRS:

No. Código Nombre y características del estado financiero
1. 210000 Estado de situación financiera, corriente / no corriente
2. 220000 Estado de situación financiera, orden de liquidabilidad o liquidez
3. 310000 Estado de resultado integral, resultado del período, por función de gasto
4. 320000 Estado de resultado integral, resultado del período, por naturaleza de gasto

En dicho esquema se incluyen ordenadamente las cuentas o subcuentas que se deben agrupar en cada uno de los ítems que conforman los diferentes estados financieros enunciados en el cuadro anterior y, también, se identifican dichos ítems con el párrafo o sección de la NIIF para Pymes, que regula su presentación.

El catálogo no incorpora las dinámicas o forma como se deben utilizar las cuentas y realizar los diferentes movimientos contables que las afecten, pues este conocimiento debe ser administrado y aplicado por los contadores y demás funcionarios de los entes económicos de acuerdo a su propia interpretación de la NIIF para Pymes.

Así mismo, la asignación de cuentas auxiliares (a nivel de 8 o más dígitos) es también responsabilidad de las propias empresas ya que, en cada caso particular, las necesidades son diferentes.

Desde el punto de vista de un aplicativo o software de registro contable la jerarquía para producir estados financieros de prueba o definitivos es de tipo piramidal, en la cual se establecen las siguientes relaciones:

► La sumatoria de las cuentas auxiliares arroja el total acumulado (saldo) del nivel denominado “Subcuenta”;

► El saldo neto acumulado del nivel “Cuentas” se obtiene de la sumatoria de todas las “subcuentas” que la integran;

► El acumulado del nivel “Grupo” estará conformado por la sumatoria de los saldos de las “Cuentas” que integran este nivel; y

► En su esquema más simplificado cada “Clase” de cuentas se configura por la sumatoria de los distintos saldos adscritos o pertenecientes a cada una de las siete “Clases” existentes en el catálogo.

De los totales así obtenidos, únicamente los saldos acumulados de algunas “Subcuentas” y “Cuentas” se emplearán para la confección de los estados financieros bajo la Taxonomía XBRL que es el formato exigido para presentar la información financiera bajo estándares internacionales. Las cuentas auxiliares, así como los totales por “Grupo” o por “Clase” no se utilizan para XBRL, aunque pueden ser útiles para cualquier otra clase de reporte financiero a nivel interno o comercial.

En concordancia con lo anteriormente explicado, siempre debe existir por lo menos una cuenta auxiliar (nivel de 8 dígitos) para cada subcuenta (nivel de 6 dígitos) y mínimo una subcuenta para cada cuenta (nivel de 4 dígitos).

Debe recordarse que los grupos de cuentas (dos dígitos) corresponden a sumatorias de cuentas (4 dígitos). Así mismo, es pertinente aclarar que las cuentas (4 dígitos) que no presenten sub-cuentas (6 dígitos) en el presente catálogo se debe a que, en primer lugar, tendrán que ser asignadas por cada usuario en particular y, en segunda instancia, a que en los estados financieros se registran por el valor total (a nivel de cuatro dígitos) y no por sub-cuentas (a nivel de seis dígitos).

  


 < Atrás / Capítulo anterior / Índice del libroÍndice del capítulo Capítulo siguienteAdelante >