Este es otro tema que no fue incorporado a la NIF para microempresas y que, en consecuencia, en caso de presentarse es viable acudir a la NIIF para Pymes con el propósito de encontrar el procedimiento a seguir, el cual está dispuesto en el párrafo 10.8. y que, en líneas generales, señala los pasos que se explican a continuación.

Un principio fundamental es la uniformidad en el tratamiento contable dentro de cada período y entre un ejercicio y el siguiente. En consecuencia, los cambios en las políticas contables estarán justificados sólo si las nuevas adoptadas son pre­feribles, por ofrecer una representación de los resultados y la situación financiera de la empresa más apropiada que las anteriores o cuando es requerido por modificaciones al estándar contable vigente.

El cambio puede surgir, también, como resultado de una elección entre bases contables o, con menor frecuencia, debido a la adopción o modificación de una base que viene exigida por operaciones o hechos sustancialmente diferentes a los que se venían produciendo con anterioridad. Un ejemplo de cambio en la política contable podría ser el paso de un procedimiento de cálculo del costo de ventas a otro, o el cambio en los métodos de depreciación o amortización de activos.

Debe tenerse en cuenta que, en la NIIF para Pymes, no constituyen cambios en las políticas contables (párrafo 10.9):

(a) La aplicación de una política contable para transacciones, otros hechos o condiciones que difieren sustancialmente de los ocurridos con anterioridad.

(b) La aplicación de una nueva política contable para transacciones, otros hechos o condiciones que no han ocurrido anteriormente o que no eran significativos.

(c) Un cambio en el modelo del costo cuando ya no está disponible una medida fiable del valor razonable (o viceversa) para un activo que esta NIIF requeriría o permitiría en otro caso medir al valor razonable.

 

 


  < Atrás / Capítulo anterior / Índice del libroÍndice del capítulo Capítulo siguienteAdelante >