Método de la suma de los dígitos de los años: El método de la suma de los dígitos de los años es otro de los sistemas de depreciación acelerada que facilitan registrar las más altas cuotas de depreciación en los primeros años de vida útil del activo. No puede ser considerado como una variante del método de saldos decre­cientes pues la base para calcular la depre­ciación anual es el costo de adquisición (o costo ajustado por inflación) menos el valor de salvamento, si lo hubiese.

El procedimiento de cálculo para este método, válido únicamente para propó­sitos contables, consiste en deter­minar la suma de los dígitos de acuerdo a la vida útil del activo. Así para una vida útil de diez años se tendrá:

10 + 9 + 8 + 7 + 6 + 5 + 4 + 3 + 2 + 1 = 55

El resultado se convierte en el denominador de la for­mulación matemática del modelo. Para calcular la depre­ciación se divide el número de períodos que faltan para terminar la vida útil, entre la suma de los dígitos de los años y el resultado se multiplica por el costo del activo.

Método de las unidades de producción: El método de las unidades de producción, válido úni­camente para fines conta­bles, se emplea cuando la utilización del activo fijo varía considerablemente de un período a otro y, además, su vida útil depende más del uso que del paso del tiempo. El cargo periódico por concepto de depreciación se calcula encontrando el factor por unidad y multiplicándolo luego por el costo del activo, bajo la siguiente fórmula:

Costo menos valor de salvamento
Unidades estimadas de producción

Método de las horas de trabajo: Este método se aplica con la misma formulación empleada para el método de unidades de producción y sólo cambiaría el denominador, el cuál utilizará las horas de trabajo estimadas a cambio de las unidades de producción proyectadas como capacidad del activo fijo:

Costo menos valor de salvamento
Horas estimadas de trabajo

El factor obtenido bajo éste procedimiento se multiplica por las horas reales durante las cuales el activo fijo haya trabajado en procesos de producción, para obtener el monto de la depreciación que debe cargarse a costos o gastos del ejercicio.

Otros métodos de depreciación: Por no estar taxativamente incorporados a las normas contables o fiscales del país, los siguientes métodos no pueden ser empleados sino con autorización expresa de la DIAN o demostrando, para propósitos de la contabilidad, que ellos son de reconocido valor técnico.

Fondo de amortización: La depreciación se calcula de tal forma que la rentabilidad de la inversión en el activo se mantenga constante durante la vida útil del mismo. Los cargos a costos y gastos, contrario a lo que se ha estudiado hasta ahora, son crecientes en el tiempo. Esto quiere decir que, en los primeros años, el monto de la depreciación será menor al valor calculado para los últimos períodos de su vida útil.

Depreciación del costo de reposición: El costo histórico de adquisición se conserva en los libros, pero el costo de reposición se carga a costos o gastos en el período en que se lleva a cabo la reposición.

Depreciación al retiro: Sólo se carga a costos y gastos el valor total del activo fijo, en el año en que se le retira.

 (Anterior)


  < Atrás / Capítulo anterior / Índice del libroÍndice del capítulo Capítulo siguienteAdelante >