Los intereses y la corrección monetaria originada por obligaciones en UVR u otra unidad de medida similar, así como los demás gastos financieros en los cuales se incurra para la adquisición o construcción de activos, se deben reconocer como gastos desde el momento en que concluya el proceso de puesta en marcha o en que tales activos se encuentren en condiciones de ser utilizados, consumidos o vendidos. Los principales rubros de este concepto son los siguientes:

Intereses de obligaciones y bonos: Importe de los intereses causados durante el ejercicio correspondientes a la financiación ajena instrumentada en valores representativos de deuda, cualquiera que sea el plazo de vencimiento y el modo en que estén instrumentados tales intereses, incluidos los intereses implícitos que correspondan a la amortización de la diferencia entre el importe de reembolso y el precio de emisión de los valores, menos los costos asociados a la transacción.

Intereses de deudas: Importe de los intereses de los préstamos recibidos y otras deudas pendientes de amortizar, cualquiera que sea el modo en que se instrumenten tales intereses, incluido el interés implícito asociado a la operación.

Pérdidas por valoración de instrumentos financieros por su valor razonable: Pérdidas originadas por la valoración a valor razonable de determinados instrumentos financieros, incluidas las que se produzcan con ocasión de su reclasificación.

Intereses por descuento de efectos y operaciones de Factoring: Intereses en las operaciones de descuento de letras y otros efectos, así como en operaciones de “Factoring” en las que la empresa retiene sustancialmente los riesgos y beneficios de los derechos de cobro.

Diferencias negativas de cambio: La diferencia en cambio correspondiente al ajuste de los activos y pasivos repre­sentados en moneda extranjera, se debe reconocer como un ingreso o un gasto financiero, según corresponda, salvo cuando deba contabilizarse en el activo.

Otros gastos financieros: Gastos de naturaleza financiera no registrados en otras cuentas de este grupo. También incluye las primas de seguros que cubren riesgos de naturaleza financiera; entre otras, las que cubran el riesgo de insolvencia de créditos no comerciales y el riesgo de tipo de cambio en moneda extranjera.

 

 

 


 < Atrás / Capítulo anterior / Índice del libroÍndice del capítulo Capítulo siguienteAdelante >