Ingresos son los incrementos en los beneficios económicos, producidos a lo largo del periodo sobre el que se informa, en forma de entradas o incrementos de valor de los activos, a bien como disminuciones de las obligaciones, que dan como resultado aumentos del patrimonio, y no están relacionadas con los aportes de los propietarios. [2.18 (a)]

Se consideran ingresos aquellos conceptos que representan beneficios operativos y financieros percibidos por la empresa en desarrollo de sus actividades norma­les, durante un período de tiempo determinado.

El reconocimiento de los ingresos ocurre simultáneamente con el reconocimiento de los incrementos en los activos o de las disminuciones en los pasivos, si se pueden medir con fiabilidad. [2.32]

El capítulo 12 de la norma se aplica al contabilizar los ingresos procedentes de las siguientes transacciones: (a) La venta de bienes, (b) La prestación de servicios; y (c) Otros ingresos. [12.1]

Una microempresa incluirá en los ingresos solamente los valores brutos de los beneficios económicos recibidos y por recibir por cuenta propia. Para determinar el valor de los ingresos, la microempresa deberá tener en cuenta el valor de cualquier descuento comercial, descuento por pronto pago y rebaja por volumen de ventas que sean reconocidas por la microempresa. [12.2]

En los ingresos se deben excluir los impuestos sobre bienes y servicios. [12.3]

Los ingresos procedentes de la venta de mercancías (o bienes) deben reconocerse cuando la microempresa ha transferido al comprador los riesgos y beneficios sustanciales que van aparejados a la propiedad de esas mercancías. [12.4]

Los ingresos procedentes de la prestación de servicios deben reconocerse hasta el grado en que se ha prestado el servicio, considerando de las siguientes alternativas la que mejor refleje el trabajo realizado: [12.5]

(a) la proporción de los costos incurridos por el trabajo ejecutado hasta la fecha, en relación con los costos totales estimados. Los costos incurridos por el trabajo ejecutado no incluyen los costos relacionados con actividades futuras, tales como materiales o pagos anticipados.

(b) inspecciones del trabajo ejecutado.

(c) la terminación de una proporción física de la transacción del servicio o del contrato de trabajo.

Los otros ingresos corresponden a aquellos que cumplan la definición de ingresos, diferentes de la venta de bienes y la prestación de servicios; es decir que generen incrementos en los beneficios económicos, producidos a lo largo del periodo sobre el que se informa, en forma de entradas o incrementos de valor de los activos, a bien como disminuciones de las obligaciones, que dan como resultado aumentos del patrimonio, y no están relacionadas con los aportes de los propietarios. Su medición inicial se hará con referencia al valor de la contrapartida recibida o por recibir. [12.6]

Una microempresa presentará los ingresos en el estado de resultados [12.7]. Los ingresos por la venta de bienes y prestación de servicios se revelarán por separado en el estado de resultados. [12.8]

Dando aplicación al principio de causación, dichos ingresos se registran como beneficios realizados y, en consecuencia, se abonan a las cuentas respec­tivas, aunque no hayan sido efectivamente recibidos. Por lo tanto, se entiende causado un ingreso cuando nace el derecho de exigir su pago, aunque no se haya hecho efectivo el cobro. Al final del ejercicio económico, las cuentas de ingresos se cancelan con abono a pérdidas o ganancias, con el propósito de determinar los resultados del período.

 (Continúa)


  < Atrás / Capítulo anterior / Índice del libroÍndice del capítulo Capítulo siguienteAdelante >