El estado de resultados cuantifica la utilidad o pérdida obtenida por el ente eco­nómico, tanto antes como después de las partidas no operacionales. De esta manera, en dicho estado financiero se resumen todos los resultados reconocidos en las operaciones y actividades del ejercicio, a excepción del superávit por valorización de activos y de la prima en colocación de acciones. Para determinar el resultado antes de impuestos se incluyen también aquellas partidas consi­deradas como inusuales o infrecuentes y extraordinarias, así como los efectos por cambios en la aplicación de principios de contabilidad y ajustes de períodos anteriores.

En resumen, la utilidad o pérdida neta debe incorporar todos los in­gresos, costos, gastos, ganancias y pérdidas ocurridas durante el ejercicio con­table o comercial. No se incluyen allí, como ya se mencionó, aquellas partidas que deban ser tratadas como ajustes directos al patrimonio.

La utilidad o pérdida es la diferencia entre los ingresos y los gastos de una microempresa durante el periodo sobre el que se informa. La norma permite a las microempresas presentar el resultado en un único estado financiero. [2.18]

 

 

 

 

 


 < Atrás / Capítulo anterior / Índice del libroÍndice del capítulo Capítulo siguienteAdelante >