Newsletter

 

 

METODOLOGÍA CAMEL DE ANÁLISIS EMPRESARIAL (II PARTE)

 

 

Utilidades

 

Mediante tres índices cuantitativos y uno cualitativo, la metodología CAMEL evalúa el comportamiento y la eficiencia de las utilidades. Recurre aquí, a tres razones financieras ampliamente conocidas en el análisis de rentabilidad: rendimiento sobre la inversión (RSI) o Return on equity (ROE); eficiencia operativa o márgen de ganancias; y rotación de activos o return on actives (ROA). Finalmente, el indicador cualitativo mide la política aplicada a tasas de interés.

 

Los anteriores indicadores identificarán factores tales como:

 

· Nivel de utilidades, incluyendo el análisis de su tendencia y su estabilidad;

· Política de retención de utilidades;

· Calidad y origen de las ganancias obtenidas;

· Volumen de costos y gastos, en relación con la operación;

· Existencia de sistemas de presupuestos, proyecciones y pronóstico, así como de eficientes sistemas de información;

· Creación y registro de provisiones adecuadas;

· Grado de exposición de las utilidades a riesgos de mercado, tales como fluctuaciones en las tasas de interés o de cambio.

 

Ésta parte del análisis pretende no sólo cuantificar el nivel de utilidades y su retorno, sino también calificar la calidad y los diversos factores que la determinan.

 

CALIFICACIÓN UNO (1)

El nivel de utilidades es excelente comparado con su grupo y es más que suficiente para soportar cambios en la calidad de activos, crecimiento y otros factores que afecten la calidad de las utilidades.

CALIFICACIÓN DOS (2)

Las utilidades son satisfactorias, siendo estas suficientes para soportar cambios en la calidad de activos, crecimiento y otros factores que afecten la calidad de las utilidades, pero se observa un pequeño deterioro en las mismas.

CALIFICACIÓN TRES (3)

Las utilidades deben mejorar y que no soportan totalmente los cambios que puedan ocurrir en la calidad de activos u otros factores. Las ganancias están por debajo del promedio de grupos similares.

CALIFICACIÓN CUATRO (4)

Las utilidades son deficientes para soportar los cambios. Utilidades insostenibles o intermitentes pérdidas comparadas con periodos anteriores, están erosionando negativamente el capital.

CALIFICACIÓN CINCO (5)

El nivel de utilidades es crítico y deficiente, la institución está experimentando pérdidas en forma consistente, comprometiendo la viabilidad del capital. También puede ser que la institución este teniendo utilidades por debajo de los parámetros establecidos.

 

Manejo de la liquidez

 

Analiza la capacidad para maniobrar en condiciones de disminución en las fuentes de fondos o en situación de aumento de activos, así como para atender costos y gastos de operación a tasas razonables de financiación. En consecuencia, los cinco últimos indicadores, para completar los 21 de que consta la estructura CAMEL, son: estructura de pasivos; disponibilidad de fondos para satisfacer la demanda de crédito; proyecciones de efectivo; y productividad de otros activos corrientes.

 

En consecuencia, son variables importantes en el estudio de la liquidez:

 

· Adecuado nivel, de acuerdo a sus necesidades y expectativas presentes y futuras;

· Razonabilidad y facilidad de convertir activos en efectivo;

· Facilidad de acceso al mercado de dinero y a otras fuentes de financiación a corto plazo;

· Grado de volatibilidad de las fuentes de recursos de corto plazo para financiar activos no corrientes;

· Tendencia y estabilidad de los depósitos (sobre todo para entidades financieras);

· Posibilidad de realizar rápidamente un grupo de activos, en caso de llegarse a necesitar;

· Capacidad de identificar, medir y controlar la posición de liquidez;

· Habilidad para desarrollar e implementar planes de contingencia y de captar las señales emitidas por el entorno.

 

Desde hace algún tiempo, se incluye una sexta área relacionada con los riesgos de mercado y la exposición que pueda tener una organización a ellos.

 

CALIFICACIÓN UNO (1)

Indica una posición fuerte en el nivel de liquidez y el manejo de la misma. La institución tiene acceso suficiente a fuentes para anticipar necesidades y cumplir con los compromisos asumidos.

CALIFICACIÓN DOS (2)

Sugiere un nivel de liquidez satisfactorio, las debilidades son pequeñas con relación al tamaño de la entidad.

CALIFICACIÓN TRES (3)

El nivel de capital necesita mejorar. Refleja falta de activos líquidos para hacer frente a sus necesidades en los términos y plazos establecidos, evidenciando debilidades en el manejo.

CALIFICACIÓN CUATRO (4)

Un deficiente nivel de liquidez y un inadecuado manejo de la misma. Seguramente la entidad no puede obtener el volumen requerido de acuerdo a sus necesidades de liquidez de la institución. Hay concentraciones en las fuentes de financiamiento o créditos en un sector particular.

CALIFICACIÓN CINCO (5)

El nivel de liquidez es crítico y constituye una amenaza inminente a la viabilidad de la entidad. Se necesita asistencia financiera externa para cumplir con los compromisos asumidos.

 

Riesgos de mercado

 

Hace referencia a la sensibilidad a riesgos derivados de variables económicas tales como fluctuaciones en las tasas de interés o variaciones en la tasa de cambio, así como en las oscilaciones de las acciones o la variabilidad de otros factores del entorno como los precios o la inflación, en general.

 

La exposición a los riesgos de mercado evalúa aspectos tales como los siguientes:

 

· Sensibilidad de las utilidades a variaciones en las tasas de Interés, moneda extranjera, precios o bursatilidad;

· Habilidad de la gerencia para identificar, medir y controlar la exposición a ésta clase riesgos;

· Naturaleza y complejidad del riesgo inherente a la clase de actividad desarrollada;

 

Para finalizar ésta breve presentación de la metodología de análisis CAMEL o CAMELS, si se añade la sexta categoría referente a los riesgos de mercado, se presenta a continuación una aproximación a lo que podría ser una evaluación cualitativa basada en la calificación cuantitativa del rango comprendido entre uno y cinco, donde uno es la máxima nota alcanzada.

 

CALIFICACIÓN UNO (1)

Sugiere que la sensibilidad al riesgo de mercado está completamente controlada. La administración del riesgo es fuerte para el tamaño, sofisticación y riesgo de mercado aceptado para esa institución.

CALIFICACIÓN DOS (2)

La exposición esta controlada y en menor medida las utilidades o la posición de capital puede ser afectada.

CALIFICACIÓN TRES (3)

Existe la necesidad de mejorar los sistemas de control de los riesgos de mercado ya que las utilidades o la posición de capital pueden verse afectadas.

CALIFICACIÓN CUATRO (4)

El control de los riesgos de mercado es deficiente y existe un alto potencial de que las utilidades o la posición de capital sea afectada. El grado de riesgo asumido es mayor que el que puede soportar la entidad por su tamaño y naturaleza.

CALIFICACIÓN CINCO (5)

Indica un manejo crítico en el control de los riesgos de mercado poniendo en riesgo la viabilidad de la institución.

 

“...digo sencillamente al buen Dios lo que necesito, y Él siempre me comprende...” (Santa Teresita del niño Jesús)

 

Inicio I Libros gratis I Campus Virtual I Documentos  I Precios de Transferencia  I Newsletter I Blog I Nando El Jefe I Contáctenos

 

Carrera 74B No. 52A 62 Interior 3 – Teléfono (57) (1) 5491711 Telefax (57) (1) 2630666 / Bogotá D.C. Colombia