17

CLASIFICACIÓN DE LOS COSTOS

 

 

17. CLASIFICACIÓN DE LOS COSTOS I (VII)

17.7 MÉTODO CINCO VECES TASA DECRECIENTE

Estas dos circunstancias (moderación en la ten­dencia decreciente y altos valores residuales) ha llevado a replantear el método con el propó­sito de que se tome no el doble de la tasa que se aplicaría por el método de línea recta, sino cinco veces dicho porcentaje, es decir, emplear como tasa de depreciación anual el 50 por ciento, para ser aplicada a los saldos netos:

CUADRO 7

DEPRECIACIÓN CINCO VECES DECRECIENTE

 

 

SIN AJUSTES

CON AJUSTES

Primer año

1.000 = 500

1.240 =    620

Segundo año

  500 = 250

  769 =    384

Tercer año

  250 = 125

  477 =    238

Cuarto año

  125 =   62

  296 =    148

Quinto año

    62 =   31

  183 =      92

Sexto año

   31 =   16

114 =      57

Séptimo año

 16 =     8

70 =      35

Octavo año

  8 =     4

   44 =      22

Noveno año

  4 =     2

   27 =      14

Décimo año

  2 =     1

   17=        8

 

999

1.618

 

De ésta forma, se alcanza un doble objetivo: a) reducir al máximo el valor resi­dual. Puede observarse que sin ajustes por inflación y con ellos, el valor pendiente de depreciar es exactamente igual al monto de la deprecia­ción calculada para el último año, por lo cual podría introducirse una regla que estipule que en el último año de vida útil la depre­ciación será el doble de la que se calcule por éste método; y b) retornar a la premisa de altos cargos en los primeros años y muy reducidos en los últimos, para lograr un equilibrio entre los valores de depreciación que se cargan a resul­tados y los desembolsos que se requerirán para mantenimiento de los activos fijos, los cuales tendrán, por obvias razones, un comportamiento inverso al comportamiento de la depreciación, es decir, más bajos en los primeros años y más altos en los últimos.

Además, con esta versión, no se modifica la vida útil del activo, se deprecia el ciento por ciento de su costo (de adquisición o ajustado por in­flación), no figurará ningún valor residual al finalizar el tiempo de deprecia­ción y no se estaría por fuera de las normas contables ni fiscales, que permiten —ambas— la utilización del método de saldos decrecientes; pero si se obtendría a cambio un importante beneficio desde el punto de vista financiero (flujo de caja) pues se estaría neutralizando, en parte, el impuesto a la inflación que se causa con la aplicación del sistema integral.

En el cuadro 8 se transcriben los ajustes por inflación corres­pondientes a la depreciación acumulada, con el fin de facilitar el análisis del método de saldos decrecientes, en las dos versiones adicionales a la tradicional del valor de salvamento (raíz n): 1) doble decreciente y 2) cinco veces decre­ciente.

CUADRO 8

AJUSTES POR INFLACIÓN - DEPRECIACIÓN ACUMULADA

 

 

DOBLE DECRECIENTE

5 VECES DECRECIENTE

Primer año

0 X 24% =        0

0 X 24% =        0

Segundo año

248 X 24% =      60

620 X 24% =    277

Tercer año

  554 X 24% =    133

1.153 X 24% =    277

Cuarto año

  930 X 24% =    473

1.668 X 24% =    400

Quinto año

   1.396 X 24% =    335

2.216 X 24% =    532

Sexto año

1.971 X 24% =    473

2.840 X 24% =    682

Séptimo año

2.682 X 24% =    644

3.578 X 24% =    859

Octavo año

3.562 X 24% =    855

4.472 X 24% = 1.073

Noveno año

4.652 X 24% = 1.116

5.567 X 24% = 1.336

Décimo año

6.001 X 24% = 1.440

6.917 X 24% = 1.660

 

5.279

6.968

Costos o gastos (1)

2.393

1.618

TOTALES

7.672

8.586

 

(1)   Tomado de los cuadros 6 y 7

(2)   Las diferencias con el costo ajustado ($8.594) corresponden al valor residual explicado en los cuadros 6 ($922) y 7 ($8) para cada una de las variaciones del método y que, para mayor comprensión del tema, aún no han sido sumadas al gasto por depreciación del úl­timo año, lo cual necesariamente debe hacerse así.

Aplicando la variación propuesta de cinco veces la tasa de línea recta se obtiene un mayor ajuste por inflación a la depreciación acumulada (cuya contabilización es un cargo a la cuenta de corrección monetaria y, por lo tanto, una deducción) que compensa, ampliamente, el menor gasto calculado según se desprende del cuadro 7 y que podría dar la impresión de que por esta versión, aunque se acelera la depreciación, se obtiene una menor deducción a través del gasto por depreciación ($1.617) si se le compara con el valor obtenido por el método doble decreciente ($2.392).

Página siguiente

Introducción

Descuentos sobre compras

Depreciación

Método línea recta

Saldos decrecientes

Doble decreciente

Cinco veces tasa decreciente

Capítulo anterior

Siguiente capítulo

Portada

Posgrados

Principal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DERECHOS RESERVADOS Ó Copyright 2001 Por César A. León Valdés