1.

NATURALEZA DE LOS AJUSTES

 

1. NATURALEZA DE LOS AJUSTES POR INFLACIÓN

 

 

1.2 INTRODUCCIÓN II

Entonces, se inició la expedición de decretos regla­mentarios. El primero de ellos (Decreto 2687 de 1988) pasó casi desapercibido, en razón a que su apli­cación sólo em­pezaría a regir a partir de 1992. Este decreto fue conce­bido con base en las facultades extraordinarias otorgadas por la Ley 75 de 1986 y era, en realidad, bien complejo de enten­der dado el grado de sofisticación que se le quiso imprimir. Posteriormente, tales facultades extraordinarias fue­ron am­pliadas con el fin de aclarar algunos aspectos del primer decreto extraordinario.

Pero el gobierno no contaba con la entrada en vigencia de una nueva Consti­tución Polí­tica que eliminó toda posi­bilidad de legislar en uso de esas atri­bu­ciones especiales. Y así, apresuradamente, dictó el De­­­cre­to 1744, el 4 de Julio de 1991. Precisamente un día antes de entrar en vigencia la nueva carta política. Pero no se li­mitó a reglamentar algu­nos artículos del decreto 2687, sino que modificó sustancial­mente los procedimientos más im­portantes de ajuste, dejan­do en vigencia una parte de la primera norma.

Esta legislación, que involucraba por primera vez la obli­gación de contabilizar los resultados de los ajustes por infla­ción, sólo duró seis meses cortos. El 29 de Diciembre de 1991, el gobierno sorprendió a todo el mundo con la expe­dición de los Decretos 2911 y 2912; el uno para efectos fisca­les y el otro para propósitos contables, pero básica­mente idénticos en los mecanismos propuestos. Dichas normas fue­ron dic­tadas porque el gobierno supuso que aún podía le­gislar con base en las atribuciones especiales que había otorgado el Congreso de la República. Sin em­bargo, el 18 de Diciembre de 1.992, la Corte Constitucional declaró inexe­quible el De­creto 2911 considerando que si ya se ha­bía hecho uso de tales facultades, no se podía seguir em­pleándolas.

Esta última circunstancia revivió jurídicamente las nor­mas anteriores, es decir los Decretos 2687 de 1988 y 1744 de 1991, que habían sido incor­porados al Estatuto Tributario. Pero como existían, en estas normas, serias fallas de carác­ter técnico, se procedió a expedir nuevas reglamen­ta­ciones mediante los Decretos 2075 y 2077 del 23 de Di­ciembre de 1.992 y, posteriormente, con los Decretos 2591 de 1993 —para propósitos fiscales— y 2649, que derogó el estatuto contable (Decreto 2160) y todo el sistema de ajus­tes por in­flación reglamentado en los decretos 2912 y 2077.

Más recientemente, el sistema integral de ajus­tes por infla­ción ha sido modificado y complementado por las leyes 174 de 1994 y 223 de 1995, conocida como Ley de Re­forma Tributaria ésta última, además de la Ley 383 de 1996, encon­trándose su condensación en el Título V del Li­bro Pri­me­ro, artículos 329 a 355, del Estatuto Tributario. En la parte con­table, aparte de unos pocos concep­tos ema­nados del Consejo Técnico de la Contaduría Públi­ca, no se han produ­cido mayores enmiendas al articulado origi­nal incorporado en el Decreto 2649, ya mencionado.

A continuación se resumen las principales carac­te­rísticas del sistema vigente en el país, el cuál es aplicable contable­mente y, a partir de los resultados así obtenidos, también paras efectos fiscales.

Página siguiente

Introducción I

Introducción II

Índice de ajuste

PAAG 1992-2000

Partidas monetarias y no monetarias

Métodos de ajuste

Capítulo anterior

Siguiente capítulo

Portada

Posgrados

Principal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                  DERECHOS RESERVADOS Ó Copyright 1998 / 2001 Por César A. León Valdés