2.

ACTIVOS FIJOS I

 

2. AJUSTE A ACTIVOS FIJOS Y SUS DEPRE­CIACIONES

 

 

2.2 MÉTODO ANUAL

El costo de los activos fijos poseídos durante todo el año; es decir, aquellos refle­jados en los balances del período ante­rior y del año gravable corrien­te, se ajus­tan con el PAAG anual respectivo. El ajuste de los acti­vos adquiri­dos durante el año será el resultado de mul­tiplicar el costo de adqui­si­ción por el PAAG mensual acumulado en el período com­prendido entre el primer día del mes siguiente al de la com­pra y el 31 de Diciembre del año que se está ajustando.

Cuando el avalúo catastral de los bienes inmuebles o las valorizaciones técnicas de los demás activos fijos su­peren el costo del bien ajustado por infla­ción, se proce­derá a estimar un nuevo ajuste, el cuál estará dado por dicha di­ferencia.

Las depreciaciones acumuladas, registradas en el balan­ce del período inmediatamente anterior al gravable se ajus­tarán por el PAAG anual; en tanto que las depre­cia­ciones del año se calcularán con base en el costo ajus­tado por inflación, de la respectiva propiedad, planta o equipo.

La contabilización de estos tres ajustes se hará de la si­guien­te manera :

a)  El ajuste al costo, mediante un cargo al respecti­vo activo y un crédito a la cuenta de corrección mone­taria;

b)  La diferencia entre el avalúo catastral o técnico y el costo ajustado del activo, se cargará también al res­pectivo activo, pero su contrapartida será  la cuenta de "superávit  por valorización". El resultado de éste ajus­te puede ser positivo (si el avalúo es mayor) o ne­gativo (si el avalúo es menor que el costo ajustado). Si es positivo, se registrará contable­mente tal diferen­cia; en caso contrario se creará una provisión espe­cial.

c)  Tanto el ajuste a la depreciación acumulada, como el correspondiente a la depreciación del año se acre­­di­tarán a la cuenta de "depreciacio­nes acumu­ladas" y se debitarán a la cuenta de "corrección monetaria", el pri­mero de ellos y a las respectivas cuen­tas de costos y gastos, el segundo, pero dentro de la cuenta auxiliar definida para éste propósito.

Los activos totalmente depreciados se seguirán ajustando por el PAAG tanto en el costo de adquisición como en la de­preciación acumulada, lo que genera un crédito y un cargo a la cuenta de corrección monetaria por valores iguales, produciendo un efecto neutro.

Bajo el método mensual, el ajuste acumulado del costo de los activos fijos arrojará un resultado igual al obte­nido mediante el método anual, por cuanto dicho ajuste estará determinado por la aplicación del PAAG al valor del activo, al inicio del mes, lo que de hecho, traslada el ajuste de la compra hasta el mes siguiente, como se hace bajo el método anual.

De otra parte, el cálculo de la depreciación del perío­do, que debe reali­­zarse sobre el costo ajustado del ac­tivo, arro­jará un resultado acumu­la­do menor al obteni­do mediante el método anual, por cuanto la base solo se igualará en el mes de Diciembre. De Enero a Noviembre existirá siem­pre una base ajustada inferior, lo que con­duce a la diferencia explica­da.

Finalmente, la norma que regula el procedimiento men­sual para el ajuste de la depreciación acumulada di­ce: "...El ajuste de la deprecia­ción... acumulada fiscal al inicio del mes, se registrará como un mayor valor de ésta y como contrapartida un débito en la cuenta correc­ción mone­taria". En nuestro parecer, existe aquí un error grande de re­dacción por cuanto la depreciación acumulada de cada mes incluye el valor de la depreciación corriente del mismo período, lo que conducirá a que al calcular los ajustes por inflación se afecten erradamente las cuentas de corrección monetaria y gasto por depreciación, compen­sán­dose final­mente, pero conduciendo a interpretaciones y análisis tam­bién errados.

Por ello, si se decide emplear el método men­sual, se debe tener espe­cial cuida­do en excluir la deprecia­ción del mes para el cálculo del ajuste de las de­precia­ciones acu­mu­ladas, lo que pue­de hacerse crean­do una cuenta auxi­liar, dentro de la cuenta de deprecia­ciones acu­muladas, para registrar la parte corriente de la depre­ciación corres­pon­diente al período.

Página siguiente

Introducción

Método anual

Composición del activo

Procedimientos

Registro contable

Capítulo anterior

Siguiente capítulo

Portada

Posgrados

Principal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                 DERECHOS RESERVADOS Ó Copyright 1998 / 2001 Por César A. León Valdés