Temas de Clase

 

Principal

e-books

Campus virtual

Bitácora

Newsletter

Nando, el Jefe

Consultoría

Docencia

 

Capítulo anterior

Siguiente capítulo

Portada

 

Arrendamiento de equipo

7.4 LEASING FINANCIERO

Los contratos de arrendamiento financiero de inmuebles, en la parte que corresponda a terreno, cualquiera que sea su plazo; los contratos de lease back o retroarriendo, cualquiera que sea el activo fijo objeto del arrenda­miento y el plazo del mismo; y los contratos que versen sobre inmuebles —excepto terrenos— con plazos inferiores a 60 meses; maquinaria, equipo y muebles y enseres cuyo plazo sea inferior a 36 meses; y vehículos de uso productivo y equipo de computación con plazos estipulados menores de 24 meses, tienen, para efectos contables y tributarios, el siguiente trata­miento:

a)  Al inicio del contrato el arrendatario deberá registrar un activo y un pa­si­vo por el valor total de bien objeto de arrendamiento; es decir, por una suma equivalente al valor presente de los cánones y de la opción de compra pactada, calculado a la fecha de iniciación del contrato. La suma registrada como pasivo por el arrendatario debe coincidir con la contabilizada por el arrendador como activo monetario, en la cuen­ta de bienes dados en leasing. Este valor —registrado como activo y pasivo por parte del arrendatario— no debe incluir el impuesto a las ventas causado en la operación de compra del activo, salvo que el arrendatario no hago uso de él, caso en el cuál debe registrarlo como un mayor valor del activo.

b)  El valor registrado por el arrendatario en el activo, tendrá la naturaleza de partida no monetaria, encontrándose, en consecuencia, sujeto al sistema integral de ajustes por inflación y a depreciación y amor­ti­za­ción, si se trata de un bien depreciable o amortizable, de acuerdo a las normas vigentes sobre la materia, especialmente en lo referente a la determinación de su vida útil.

c)  Los cánones de arrendamiento causados —a cargo del arrendatario— deberán descomponerse en la parte que corresponda a abono a capi­tal y a intereses o costo financiero, con el propósito de cargar directa­mente contra el pasivo registrado por el arrendatario la parte relacionada con abonos a capital y a gastos financieros el compo­nente de interés o financiación de dicho cánon.

d)  Al momento de ejercer la opción de compra, el valor pactado para tal fin se cargará contra el pasivo del arrendatario, cancelando así la res­pec­tiva cuenta. Si no se ejerce la opción de compra se deben efectuar los ajustes necesarios, deduciendo en la declaración de renta del año en que haya finalizado el contrato la totalidad del saldo por depreciar del activo no monetario registrado por el arrendatario.

e)  Los valores así determinados, por parte del arrendatario, se emplearán para declarar el valor patrimonial del activo, realizar el cálculo de la depreciación, cuando ella sea procedente; aplicar el sistema integral de ajuste por inflación; determinar el saldo del pasivo y su amortización y registrar el monto de los costos financieros deducibles.

Para el arrendador los activos dados en leasing tienen la naturaleza de partidas monetarias —no sujetas al sistema integral de ajustes por infla­ción— debiendo declararse la totalidad de los ingresos generados por los contratos de arrendamiento, entendiendo por éstos los intereses y los demás ingresos que se deriven del respectivo contrato.

El impuesto a las ventas solamente podrá ser tomado por el arrenda­tario del contrato de leasing, el cuál deberá registrarse —por parte del arren­dador— como mayor valor del bien dado en leasing, salvo que el impuesto haya sido pagado total o parcialmente por el arrendatario, en el momento de la celebración del contrato. En éste último evento, el arrendador registrará como activo dado en leasing el valor total de bien, disminuido en la parte del impuesto sobre las ventas que haya sido cancelada por el arrendatario.

Finalmente, la forma de contabilizar los contratos de arrendamiento finan­ciero no afecta la propiedad jurídica y económica de los bienes entre­­gados en arrendamiento, la cuál, hasta tanto no se ejerza la opción de compra pactada, seguirá siendo del arrendador.

Página siguiente

Derechos Reservados Ó Copyright César A. León Valdés

Arrendamiento de equipo

Introducción

Origen arrendamiento de equipos

Aspectos contables y fiscales – Leasing operativo

Aspectos contables y fiscales – Leasing financiero

Efecto del leasing en el ahorro de las empresas

Cálculo del ahorro Leasing operativo I

Cálculo del ahorro Leasing Operativo II

Cálculo del ahorro Leasing Financiero I

Cálculo del ahorro Leasing Financiero II

Cálculo del ahorro Leasing Financiero III

Cálculo del ahorro Leasing Financiero IV

Leasing Financiero - Raiz enésima

Leasing Financiero – Suma de los dígitos

Leasing Financiero – Método modificado

Resumen

 

 

 

 

 

Principal

e-books

Campus virtual

Bitácora

Newsletter

Nando, el Jefe

Consultoría

Docencia