Temas de Clase

 

Principal

e-books

Campus virtual

Bitácora

Newsletter

Nando, el Jefe

Consultoría

Docencia

 

Capítulo anterior

Siguiente capítulo

Portada

 

Impuestos diferidos y creación de reservas

10.1 INTRODUCCIÓN

 

Con la sofisticación de las normas tributarias y su intensivo empleo como herramienta de política económica, desde hace algunos años, empe­zaron a ser notorias las diferencias entre las cifras consignadas en la de­clara­ción de renta para propósitos fiscales y las registradas en la conta­bilidad con fines comerciales.

 

Esta disparidad entre la utilidad contable y la renta líquida gravable ge­neró una intensa disputa de criterios sobre el monto que debería conta­bi­lizarse como un pasivo, con cargo a gastos del ejercicio. Algunos sectores opinaban que por tratarse de un impuesto cuyo reconocimiento definitivo se plasmaba en el respectivo denuncio rentístico, la provisión de impuesto sobre la renta y complementarios, contabilizada como un gasto, debería ser equivalente al impuesto declarado, sin importar el monto de las utili­dades (antes de impuestos) registradas contablemente o, incluso, sin in­tere­sar si se presentaba o no una pérdida comercial.

 

Por el contrario, otros sectores de opinión afirmaban que el gasto por concepto de impuesto sobre la renta y complementarios y su correlacio­nado pasivo deberían registrarse contablemente eliminando las diferen­cias fiscales provocadas por el aprovechamiento del anticipo de gastos o la postergación de ingresos, porque de otra manera se podría estar anticipando o retrasando las verdaderas utilidades de los socios o accio­nistas.

 

Surgieron —de ésta manera— los conceptos de “diferencias tem­pora­les” y “diferencias definitivas”, los cuales deben ser evaluados cuida­do­sa­mente pues unos afectan dicha provisión y otros no. Nacieron también, así, los métodos de contabilización del impuesto sobre la renta y complemen­tarios, denominados “método del pasivo” y “método del diferido”.

 

Las dos clases de diferencias entre la parte fiscal y la contable surgen básicamente por las siguientes circunstancias:

 

1.  Ingresos declarados que no se registran contablemente en el mismo período;

 

2.  Ingresos que se registran en un ejercicio contable dado, pero que no son gravados, o lo son en períodos diferentes;

 

3.  Gastos deducibles para fines fiscales pero que no lo son para la contabilidad; y

 

4.  Deducciones no aceptadas fiscalmente, que se contabilizan como gastos en el estado de resultados.

 

Las diferencias definitivas —como lo pueden ser los ingresos exentos o no constitutivos de renta o los gastos no deducibles—no causan impuesto diferido, pero las temporales si lo hacen, la mayoría de las veces.

 

Página siguiente

Derechos Reservados Ó Copyright César A. León Valdés

Impuestos diferidos y creación de reservas

Introducción

Diferencias definitivas

Diferencias temporales

Método del pasivo

Método del diferido

Control y registro de las diferencias

Creación de reservas I

Creación de reservas II

Reserva creación de valor agregado

 

 

 

 

 

Principal

e-books

Campus virtual

Bitácora

Newsletter

Nando, el Jefe

Consultoría

Docencia