Temas de Clase

 

Principal

e-books

Campus virtual

Bitácora

Newsletter

Nando, el Jefe

Consultoría

Docencia

 

Capítulo anterior

Siguiente capítulo

Portada

 

El Estado de Flujos de Efectivo

11.1 INTRODUCCIÓN

El estado de flujos de efectivo es un informe mediante el cuál se estudian las corrientes monetarias de fondos entre dos fechas, normalmente las fechas de los estados finan­cieros inicial y final  para cualquier período que sea de especial interés: un mes, un trimestre, un año o cinco años. Como regla general, al igual que ocurre en FASB 95, el Pronuncia­miento 8 exige la revelación de los flujos brutos por cuanto se "supo­ne que los importes brutos de las entradas y salidas de recur­sos tienen mayor relevancia que los importes netos". No obs­tante, cuando se trate de partidas no materiales o cuan­do la actividad económica desarrollada no permita hacer tal discriminación, la revela­ción puede efectuarse en tér­minos netos.

Por su parte, el Instituto Mexicano de Contadores Públi­cos, contrario a lo expresado en el párrafo anterior, or­de­na que "los cambios en la situa­ción financiera se deter­minarán por diferen­cias entre los distintos rubros del balance inicial y final, expresados ambos en pesos de poder adqui­sitivo a la fecha del balance general más reciente..." y “cuando por su importancia y significado convenga des­ta­car algunos movimientos que no sería posible apreciar de presen­tarse únicamente las diferencias entre los saldos ini­ciales y finales, estas operaciones (expresadas en pesos con poder adqui­sitivo del cierre) deberán pre­sentarse por sepa­ra­do".

Surge así, otra importante diferencia entre el estado de cambios en la situación financiera y el estado de flujo de efectivo pues, en tanto que en el primero de ellos las varia­ciones se presentan netas (a pesar de que el pronunciamiento 9 sugiera lo contrario), en éste último se informan por su valor bruto.

De otra parte, el Pronunciamiento 8 no expli­ca si el men­cionado estado de flujos de efectivo debe ela­borarse en pesos constantes o corrientes. Si es en pesos corrientes, es decir en moneda de cada una de las fechas iniciales y fina­les del respectivo balance, no habrá mayor problema para la recopilación de datos, pero la infor­mación emitida no será de la mejor calidad. Si, por el contrario, es en pesos constantes entonces deberá expe­dirse un regla­mento con los procedimientos de actua­lización para las variaciones en cada una de las cuentas que se incorporan al análisis.

En este mismo capítulo se eva­luará la dificultad aquí mani­fiesta, la cuál no ocurre en la elaboración del estado de cambios en la situación finan­ciera, pues allí las varia­cio­nes se toman netas, siendo relativamente sencillo actualizar los saldos iniciales, utilizando el índice adecuado, que bien podría ser el mismo PAAG que sirve para efectuar los ajus­tes por inflación a las partidas no monetarias del balan­ce.

Página siguiente

Derechos Reservados Ó Copyright César A. León Valdés

El Estado de Flujos de Efectivo

Introducción

Contenido del EFE  Pronunciamiento 8

 

 

 

Google

Web TdC
 

 

 

Principal

e-books

Campus virtual

Bitácora

Newsletter

Nando, el Jefe

Consultoría

Docencia